Entradas etiquetadas: playa

Retirada

Bostezan los contenedores. Llegan altivas las buscadoras de despojos y hay besos de despedida, manos que recogen trastos, música de chiringuito. Hay cuerpos desnudos rebozados, pequeños salvajes que aún gatean. A caballo sobre la cadera de un titán, una niña

Retirada

Bostezan los contenedores. Llegan altivas las buscadoras de despojos y hay besos de despedida, manos que recogen trastos, música de chiringuito. Hay cuerpos desnudos rebozados, pequeños salvajes que aún gatean. A caballo sobre la cadera de un titán, una niña

La perra vida

Nada de nosotros quedará en este lugar que no haya de llevarse la marea. Te lo dije. La marea nunca se detiene pero nuestros pasos están tasados desde el día uno, ese día que, con la belicosidad que os caracteriza, llamáis Big Bang.

La perra vida

Nada de nosotros quedará en este lugar que no haya de llevarse la marea. Te lo dije. La marea nunca se detiene pero nuestros pasos están tasados desde el día uno, ese día que, con la belicosidad que os caracteriza, llamáis Big Bang.

Felicidad

Voy en autobús, me he acomodado en un asiento de la parte trasera que está orientado a contramarcha. El tráfico es muy denso y el autobús avanza con lentitud, pero ¿qué importa? Soy feliz. Un hombre se sienta a mi

Felicidad

Voy en autobús, me he acomodado en un asiento de la parte trasera que está orientado a contramarcha. El tráfico es muy denso y el autobús avanza con lentitud, pero ¿qué importa? Soy feliz. Un hombre se sienta a mi

Canis familiaris

La mañana ha sido genial. En el ascensor me he encontrado con Pepe. Su dueño y un vecino se han puesto a hablar de su nombre. Al vecino le ha llamado la atención lo de Pepe y el dueño ha

Canis familiaris

La mañana ha sido genial. En el ascensor me he encontrado con Pepe. Su dueño y un vecino se han puesto a hablar de su nombre. Al vecino le ha llamado la atención lo de Pepe y el dueño ha

Las íntimas convicciones

Renunciando a casi todo aquello en lo que creo, hoy he cogido la bicicleta y me he venido a comer a la playa. El menú ha sido sencillo: un par de bocadillos de salchichón hechos con pan bimbo, que se

Las íntimas convicciones

Renunciando a casi todo aquello en lo que creo, hoy he cogido la bicicleta y me he venido a comer a la playa. El menú ha sido sencillo: un par de bocadillos de salchichón hechos con pan bimbo, que se

Algún día por la tarde

Algún día por la tarde he de entregar este obsequio en que trabajo furibundo desde el cuerpo abriéndolo a su raíz apartando uña de carne trepando a los andamios de las cúmulo-nimbos para desencajar el cielo de su azul los

Algún día por la tarde

Algún día por la tarde he de entregar este obsequio en que trabajo furibundo desde el cuerpo abriéndolo a su raíz apartando uña de carne trepando a los andamios de las cúmulo-nimbos para desencajar el cielo de su azul los

Arroaces

¿De qué perdida claridad venimos? Blanca Varela. El viejo del paraguas arrojó al hogar un puñado de leña menuda y esperó a que la llama se alzase. Sin dejar de mirar el fuego que se reflejaba en su rostro curtido,

Arroaces

¿De qué perdida claridad venimos? Blanca Varela. El viejo del paraguas arrojó al hogar un puñado de leña menuda y esperó a que la llama se alzase. Sin dejar de mirar el fuego que se reflejaba en su rostro curtido,

Mar de fóra

A Iván, compañero del Club Ciclista Riazor. Estos días que estamos pensando en ti, el mar ha vuelto a reclamar las playas. El mar se ha arrebatado de nuevo y nos ha recordado que es estúpido elevar banderas en su

Mar de fóra

A Iván, compañero del Club Ciclista Riazor. Estos días que estamos pensando en ti, el mar ha vuelto a reclamar las playas. El mar se ha arrebatado de nuevo y nos ha recordado que es estúpido elevar banderas en su

A favor de caminar por la arena (o La mujer del perrazo)

La mujer del perrazo tiene los pies pequeños. Sus pasos apenas dejan huella sobre la arena mojada. El perrazo camina unos metros delande de ella. Parece distraído. De repente, la mujer echa a correr y se abalanza sobre el perrazo.

A favor de caminar por la arena (o La mujer del perrazo)

La mujer del perrazo tiene los pies pequeños. Sus pasos apenas dejan huella sobre la arena mojada. El perrazo camina unos metros delande de ella. Parece distraído. De repente, la mujer echa a correr y se abalanza sobre el perrazo.

Contra las playas iluminadas

Si había suerte y el ciego no te incapacitaba, te llevabas a una chavala y hacías con ella lo que podías, que casi nunca era gran cosa. Volvías a casa con el culo lleno de arenas, preguntándote qué había pasado

Contra las playas iluminadas

Si había suerte y el ciego no te incapacitaba, te llevabas a una chavala y hacías con ella lo que podías, que casi nunca era gran cosa. Volvías a casa con el culo lleno de arenas, preguntándote qué había pasado