Entradas etiquetadas: perro

Decidme

Qué haré con mi humor de perro compañero fiel abrigo que me instaura qué haré / decidme / qué haré ¿cuando alcance a amortizarse mi suceso hallaréis un pijama de ira sobre el lecho tendido como piel usada? qué haré

Decidme

Qué haré con mi humor de perro compañero fiel abrigo que me instaura qué haré / decidme / qué haré ¿cuando alcance a amortizarse mi suceso hallaréis un pijama de ira sobre el lecho tendido como piel usada? qué haré

Caballero Dylan y señora

Con ustedes el caballero Dylan, un tipo nervioso. Se pasa el día arriba y abajo. No para. Casi da fatiga verlo. La única que no se cansa es Violeta. Como está acostumbrada, puede continuar a lo suyo, que es dormitar

Caballero Dylan y señora

Con ustedes el caballero Dylan, un tipo nervioso. Se pasa el día arriba y abajo. No para. Casi da fatiga verlo. La única que no se cansa es Violeta. Como está acostumbrada, puede continuar a lo suyo, que es dormitar

La perra vida

Nada de nosotros quedará en este lugar que no haya de llevarse la marea. Te lo dije. La marea nunca se detiene pero nuestros pasos están tasados desde el día uno, ese día que, con la belicosidad que os caracteriza, llamáis Big Bang.

La perra vida

Nada de nosotros quedará en este lugar que no haya de llevarse la marea. Te lo dije. La marea nunca se detiene pero nuestros pasos están tasados desde el día uno, ese día que, con la belicosidad que os caracteriza, llamáis Big Bang.

El amigo que se fue para ese lado

Para Mara, en su sexto cumpleaños. — “¡Perri, Perri —gritó la niña que se llamaba EME—. No te vayas para ese lado!”. Pero Perri no oyó los gritos, o hizo como que no los oía. Dobló la esquina de la

El amigo que se fue para ese lado

Para Mara, en su sexto cumpleaños. — “¡Perri, Perri —gritó la niña que se llamaba EME—. No te vayas para ese lado!”. Pero Perri no oyó los gritos, o hizo como que no los oía. Dobló la esquina de la

Llamadme Cleo

Como casi siempre, la vieja estaba dormida. He visto la puerta entornada y, sin pensármelo dos veces, me he largado. La vieja no es mi madre, lo sé porque nunca he mamado de sus tetas secas. Está muy flaca y

Llamadme Cleo

Como casi siempre, la vieja estaba dormida. He visto la puerta entornada y, sin pensármelo dos veces, me he largado. La vieja no es mi madre, lo sé porque nunca he mamado de sus tetas secas. Está muy flaca y

Canis familiaris

La mañana ha sido genial. En el ascensor me he encontrado con Pepe. Su dueño y un vecino se han puesto a hablar de su nombre. Al vecino le ha llamado la atención lo de Pepe y el dueño ha

Canis familiaris

La mañana ha sido genial. En el ascensor me he encontrado con Pepe. Su dueño y un vecino se han puesto a hablar de su nombre. Al vecino le ha llamado la atención lo de Pepe y el dueño ha

Mi mejor camisa

Hoy me he puesto mi mejor camisa y he salido a tentar la suerte. Y, creedme, la tarde no se ha dado mal. La camisa me queda muy bien. Es de hechura entallada y lleva un estampado de cuadros vichy

Mi mejor camisa

Hoy me he puesto mi mejor camisa y he salido a tentar la suerte. Y, creedme, la tarde no se ha dado mal. La camisa me queda muy bien. Es de hechura entallada y lleva un estampado de cuadros vichy

El pastor

“Cuando el sol toque esa montaña, volveremos”. Te lo dijo el pastor y cumplió su promesa, lo cual no le ahorró recibir una buena bronca al llegar. Se la echó su mujer, porque tu padre estaba muy ocupado administrando tu

El pastor

“Cuando el sol toque esa montaña, volveremos”. Te lo dijo el pastor y cumplió su promesa, lo cual no le ahorró recibir una buena bronca al llegar. Se la echó su mujer, porque tu padre estaba muy ocupado administrando tu

A favor de caminar por la arena (o La mujer del perrazo)

La mujer del perrazo tiene los pies pequeños. Sus pasos apenas dejan huella sobre la arena mojada. El perrazo camina unos metros delande de ella. Parece distraído. De repente, la mujer echa a correr y se abalanza sobre el perrazo.

A favor de caminar por la arena (o La mujer del perrazo)

La mujer del perrazo tiene los pies pequeños. Sus pasos apenas dejan huella sobre la arena mojada. El perrazo camina unos metros delande de ella. Parece distraído. De repente, la mujer echa a correr y se abalanza sobre el perrazo.