Entradas etiquetadas: literatura

Final

El búho de Minerva emprende el vuelo al anochecer, dijo el filósofo. En general, debemos conformarnos con  teorías que dan encaje más o menos cómodo a los hechos consumados. El angosto terreno de la prognosis se ventila entre las ciencias

Final

El búho de Minerva emprende el vuelo al anochecer, dijo el filósofo. En general, debemos conformarnos con  teorías que dan encaje más o menos cómodo a los hechos consumados. El angosto terreno de la prognosis se ventila entre las ciencias

Astuto

La escena es conocida. O tal vez no, pero ¿acaso importa? Un poeta con sus años se queja de los trucos de los poetas. Podría continuar escribiendo, podría como el fondista disciplinado seguir corriendo hasta la recta final y cruzarla

Astuto

La escena es conocida. O tal vez no, pero ¿acaso importa? Un poeta con sus años se queja de los trucos de los poetas. Podría continuar escribiendo, podría como el fondista disciplinado seguir corriendo hasta la recta final y cruzarla

Tres cajas y un maletín

Hoy, por fin, he dejado de oír los golpes, su angustiada voz preguntando a todas horas por los motivos de mi encierro. Se ha limitado a dejarme el plato del día (potaje de espinacas) al otro lado de la puerta,

Tres cajas y un maletín

Hoy, por fin, he dejado de oír los golpes, su angustiada voz preguntando a todas horas por los motivos de mi encierro. Se ha limitado a dejarme el plato del día (potaje de espinacas) al otro lado de la puerta,

Manual de correcciones

Ese conocido temblor. Olvido García Valdés. Si Kafka hubiera frecuentado las escuelas de escritores, aquella mañana de Gregorio Samsa habría sido una repetición de la anterior. Habría encontrado su rostro en el espejo, se habría afeitado, se habría dirigido al

Manual de correcciones

Ese conocido temblor. Olvido García Valdés. Si Kafka hubiera frecuentado las escuelas de escritores, aquella mañana de Gregorio Samsa habría sido una repetición de la anterior. Habría encontrado su rostro en el espejo, se habría afeitado, se habría dirigido al

Dos vueltas de llave

Our love is not a victory march (Leonard Cohen). — La poesía no nace del amor. La poesía tampoco nace del dolor, ni del azar, ni de la reflexión. La poesía nace del enamoramiento, sea cual sea el objeto de

Dos vueltas de llave

Our love is not a victory march (Leonard Cohen). — La poesía no nace del amor. La poesía tampoco nace del dolor, ni del azar, ni de la reflexión. La poesía nace del enamoramiento, sea cual sea el objeto de

KC

Mucho se ha hablado sobre el último Nobel de Literatura. Sobre si la elección del ganador ha sido justa o injusta, adecuada o fuera de foco, visionaria o una simple operación de marketing. El debate es baladí, porque la Academia

KC

Mucho se ha hablado sobre el último Nobel de Literatura. Sobre si la elección del ganador ha sido justa o injusta, adecuada o fuera de foco, visionaria o una simple operación de marketing. El debate es baladí, porque la Academia

Bibliofilia

“No hay amigos sino para los placeres, combites, juegos, burlas, donayres y vicios. Pero si se ofrece una necesidad, antes burlarán de vos y os injuriarán que os sacarán della”.  Cristóbal de Villalón: El Crotalón. César tenía el pelo más

Bibliofilia

“No hay amigos sino para los placeres, combites, juegos, burlas, donayres y vicios. Pero si se ofrece una necesidad, antes burlarán de vos y os injuriarán que os sacarán della”.  Cristóbal de Villalón: El Crotalón. César tenía el pelo más

Contra la lectura rápida (mesa de novedades)

Pocas cosas hay más tranquilizadoras que comprobar el fracaso ajeno. Entré en la librería y cogí el libro de M.C. de la mesa de novedades editoriales. La dependienta, amablemente, me permitió meter la tabla de levitación magnética dentro del establecimiento,

Contra la lectura rápida (mesa de novedades)

Pocas cosas hay más tranquilizadoras que comprobar el fracaso ajeno. Entré en la librería y cogí el libro de M.C. de la mesa de novedades editoriales. La dependienta, amablemente, me permitió meter la tabla de levitación magnética dentro del establecimiento,

La firma, para quien la trabaja

Señoras y señores, es hora de cerrar. Les agradecemos que hayan elegido nuestro espectáculo y esperamos verles en la próxima velada. Por favor, tengan la gentileza de ir recogiendo. Procederemos en primer lugar a retirar los sustantivos que hayan pagado billete Business

La firma, para quien la trabaja

Señoras y señores, es hora de cerrar. Les agradecemos que hayan elegido nuestro espectáculo y esperamos verles en la próxima velada. Por favor, tengan la gentileza de ir recogiendo. Procederemos en primer lugar a retirar los sustantivos que hayan pagado billete Business

Amor en Ciudad Vilas

Polvo serán, mas polvo enamorado. Francisco de Quevedo. Imaginaos una ciudad donde el presidente de la comunidad autónoma no alumbrase vuestro camino con la potente luz de su discurso de Año Nuevo. Imaginaos una ciudad donde las mujeres añosas no

Amor en Ciudad Vilas

Polvo serán, mas polvo enamorado. Francisco de Quevedo. Imaginaos una ciudad donde el presidente de la comunidad autónoma no alumbrase vuestro camino con la potente luz de su discurso de Año Nuevo. Imaginaos una ciudad donde las mujeres añosas no

Ana y el aire

Otilia declama sin tomar aire y el aire comienza a faltarnos mientras exhala palabras en una lengua que estoy a años luz de comprender. Cuando recita, Otilia es Ana y lo que dice se queda en el limbo hasta que la intérprete

Ana y el aire

Otilia declama sin tomar aire y el aire comienza a faltarnos mientras exhala palabras en una lengua que estoy a años luz de comprender. Cuando recita, Otilia es Ana y lo que dice se queda en el limbo hasta que la intérprete

Las cosas reales

A las 23:03, sus ojos vagabundeando por las líneas de Rosa Schwarzer vuelve a la vida, el lector recuerda que a media mañana su día ya reunía méritos suficientes para ser considerado un día de mierda. Y, sin embargo, esa

Las cosas reales

A las 23:03, sus ojos vagabundeando por las líneas de Rosa Schwarzer vuelve a la vida, el lector recuerda que a media mañana su día ya reunía méritos suficientes para ser considerado un día de mierda. Y, sin embargo, esa

Señora Varela

Señora Varela, la suya es la voz más clara que por aquí se ha oído en mucho tiempo. Su voz es un cristal o, más bien, el filo de un cristal quebrado. Corta, abre, desvela. ¿Por qué no hemos sabido

Señora Varela

Señora Varela, la suya es la voz más clara que por aquí se ha oído en mucho tiempo. Su voz es un cristal o, más bien, el filo de un cristal quebrado. Corta, abre, desvela. ¿Por qué no hemos sabido

El pesimista y el santo

E.M. Cioran nació en Transilvania pero en cuanto pudo se fue a Francia, trampeó con una beca y después de recorrer el país en bicicleta se estableció en París, para convertirse en una estrella del firmamento intelectual galo. Un astro

El pesimista y el santo

E.M. Cioran nació en Transilvania pero en cuanto pudo se fue a Francia, trampeó con una beca y después de recorrer el país en bicicleta se estableció en París, para convertirse en una estrella del firmamento intelectual galo. Un astro