Entradas etiquetadas: juego

Tango

No fue culpa mía, fue mala suerte. Lo malo es que ahora Adrián no quiere que bajemos a jugar, aunque está un día muy bueno, y lleva toda la tarde tumbado en el suelo sin hacer nada y sin decir

Tango

No fue culpa mía, fue mala suerte. Lo malo es que ahora Adrián no quiere que bajemos a jugar, aunque está un día muy bueno, y lleva toda la tarde tumbado en el suelo sin hacer nada y sin decir

Haikus para Mara en su quinto cumpleaños

Hora del cole: galletas con bostezo el desayuno. — Hora del baile: en el espejo aguarda un demi-plié. — Hora del juego: taconeo de cristal. Sal, Cenicienta. — Hora del baño: superhéroes alerta por los desagües. — Hora del sueño: poso de aire en

Haikus para Mara en su quinto cumpleaños

Hora del cole: galletas con bostezo el desayuno. — Hora del baile: en el espejo aguarda un demi-plié. — Hora del juego: taconeo de cristal. Sal, Cenicienta. — Hora del baño: superhéroes alerta por los desagües. — Hora del sueño: poso de aire en

En este pueblo (IV)

En este pueblo todavía funcionan las cocinas de hierro que envió Vizcaya a cambio de los hijos que se llevó. Si no los mejores, fueron sin duda los más numerosos. La siguiente generación se trajo también un poco del espíritu

En este pueblo (IV)

En este pueblo todavía funcionan las cocinas de hierro que envió Vizcaya a cambio de los hijos que se llevó. Si no los mejores, fueron sin duda los más numerosos. La siguiente generación se trajo también un poco del espíritu