Entradas etiquetadas: infancia

Tango

No fue culpa mía, fue mala suerte. Lo malo es que ahora Adrián no quiere que bajemos a jugar, aunque está un día muy bueno, y lleva toda la tarde tumbado en el suelo sin hacer nada y sin decir

Tango

No fue culpa mía, fue mala suerte. Lo malo es que ahora Adrián no quiere que bajemos a jugar, aunque está un día muy bueno, y lleva toda la tarde tumbado en el suelo sin hacer nada y sin decir

En este pueblo (XI)

En este pueblo el juego de los mayores es asustar a los rapaces. La juventud tiene que espabilar y cuanto antes reciba los meneos de la vida, mejor para todos. El hijo de Ángel se pasó el resto del verano cruzando al

En este pueblo (XI)

En este pueblo el juego de los mayores es asustar a los rapaces. La juventud tiene que espabilar y cuanto antes reciba los meneos de la vida, mejor para todos. El hijo de Ángel se pasó el resto del verano cruzando al

Haikus para Mara en su quinto cumpleaños

Hora del cole: galletas con bostezo el desayuno. — Hora del baile: en el espejo aguarda un demi-plié. — Hora del juego: taconeo de cristal. Sal, Cenicienta. — Hora del baño: superhéroes alerta por los desagües. — Hora del sueño: poso de aire en

Haikus para Mara en su quinto cumpleaños

Hora del cole: galletas con bostezo el desayuno. — Hora del baile: en el espejo aguarda un demi-plié. — Hora del juego: taconeo de cristal. Sal, Cenicienta. — Hora del baño: superhéroes alerta por los desagües. — Hora del sueño: poso de aire en

En este pueblo (VI)

En este pueblo, como en todos, los rapaces se ensañan con el sapo reconfortados por el aplauso de los mayores. ¡Pam, pam!, las piedras rebotan sobre el vientre del batracio mientras cae la tarde en el atrio de la iglesia.

En este pueblo (VI)

En este pueblo, como en todos, los rapaces se ensañan con el sapo reconfortados por el aplauso de los mayores. ¡Pam, pam!, las piedras rebotan sobre el vientre del batracio mientras cae la tarde en el atrio de la iglesia.

Palabras para Mara en su cuarto cumpleaños

I. Tratado sobre la relatividad de la distancia Dormías orientada hacia un chupete distante de tu nariz una cuarta en la escala de tu padre quinientas millas de Indianápolis en la tuya de ochomesina venida a este planeta para desmentir

Palabras para Mara en su cuarto cumpleaños

I. Tratado sobre la relatividad de la distancia Dormías orientada hacia un chupete distante de tu nariz una cuarta en la escala de tu padre quinientas millas de Indianápolis en la tuya de ochomesina venida a este planeta para desmentir