Entradas etiquetadas: ebriedad

Contra el instinto de manada

A mi amigo Lars H., pilar de la torre. Llueve. Leva lloviendo toda la tarde y toda la noche, pero ahora la lluvia se ha hecho de tres colores: rojo, azul y un tono más que sois incapaces de reconocer.

Contra el instinto de manada

A mi amigo Lars H., pilar de la torre. Llueve. Leva lloviendo toda la tarde y toda la noche, pero ahora la lluvia se ha hecho de tres colores: rojo, azul y un tono más que sois incapaces de reconocer.

Necrológicas

Aquella tarde, Antonio volvió a dejar en el cajón la necrológica de Wojtyla y por la noche las putas baratas del Orzán nos cobraron los condones a precio de oro. Una noche cualquiera. Pero mira que os tengo dicho que

Necrológicas

Aquella tarde, Antonio volvió a dejar en el cajón la necrológica de Wojtyla y por la noche las putas baratas del Orzán nos cobraron los condones a precio de oro. Una noche cualquiera. Pero mira que os tengo dicho que

Feliz 2014

En 2014 los criminales continuarán en el poder y los verdaderos ladrones seguirán vistiendo trajes de seda. Será, no obstente, una nueva ocasión para la esperanza. Así pues, ¿por qué no pensar que la chica se retirará por fin de

Feliz 2014

En 2014 los criminales continuarán en el poder y los verdaderos ladrones seguirán vistiendo trajes de seda. Será, no obstente, una nueva ocasión para la esperanza. Así pues, ¿por qué no pensar que la chica se retirará por fin de

Contra las playas iluminadas

Si había suerte y el ciego no te incapacitaba, te llevabas a una chavala y hacías con ella lo que podías, que casi nunca era gran cosa. Volvías a casa con el culo lleno de arenas, preguntándote qué había pasado

Contra las playas iluminadas

Si había suerte y el ciego no te incapacitaba, te llevabas a una chavala y hacías con ella lo que podías, que casi nunca era gran cosa. Volvías a casa con el culo lleno de arenas, preguntándote qué había pasado