Entradas etiquetadas: automóvil

Un hombre que se parecía a Delibes

—¡Uno con leche clarito, rubia! Mona plegó la mitad derecha del labio superior como siempre que trata de disimular la rabia. Sin dirigirle la mirada, se fue hacia la cafetera. —Tendrá que esperar, está apagada. Encendió la máquina con desgana.

Un hombre que se parecía a Delibes

—¡Uno con leche clarito, rubia! Mona plegó la mitad derecha del labio superior como siempre que trata de disimular la rabia. Sin dirigirle la mirada, se fue hacia la cafetera. —Tendrá que esperar, está apagada. Encendió la máquina con desgana.

En este pueblo (XXIV)

En este pueblo la armazón de la vida social se resquebraja, los pilares de los convivencia amenazan ruina. En este pueblo, ya no hay quien duerma la siesta. Durante toda la vida, la cabecadita de después de comer ha sido

En este pueblo (XXIV)

En este pueblo la armazón de la vida social se resquebraja, los pilares de los convivencia amenazan ruina. En este pueblo, ya no hay quien duerma la siesta. Durante toda la vida, la cabecadita de después de comer ha sido

Origami

¿Volverán las oscuras golondrinas de tu balcón sus nidos a colgar? Me alegro de que me hagas esa pregunta, y no me duelen prendas responderte afirmativamente. Como sospechó el poeta, las golondrinas han vuelto. Volaban esta tarde recortando el aire

Origami

¿Volverán las oscuras golondrinas de tu balcón sus nidos a colgar? Me alegro de que me hagas esa pregunta, y no me duelen prendas responderte afirmativamente. Como sospechó el poeta, las golondrinas han vuelto. Volaban esta tarde recortando el aire

Breve historia de lo nuestro

Cuando, poniendo fin a milenios de espera, una civilización ajena al Sistema Solar alcanzó la Tierra, no fue el hombre quien entabló conversaciones de paz. Hacía tiempo que ellos, conquistada primero la autonomía y más tarde la independencia de sus creadores, se

Breve historia de lo nuestro

Cuando, poniendo fin a milenios de espera, una civilización ajena al Sistema Solar alcanzó la Tierra, no fue el hombre quien entabló conversaciones de paz. Hacía tiempo que ellos, conquistada primero la autonomía y más tarde la independencia de sus creadores, se

Vladivostok o la soledad del coche autónomo

“Esta realidad nos introduce de lleno en una nueva era de la movilidad que, en mi opinión, va a ser apasionante” (Carlos Tavares, presidente de Peugeot Citroën, sobre el coche autónomo que el 23 de noviembre de 2015 realizó con

Vladivostok o la soledad del coche autónomo

“Esta realidad nos introduce de lleno en una nueva era de la movilidad que, en mi opinión, va a ser apasionante” (Carlos Tavares, presidente de Peugeot Citroën, sobre el coche autónomo que el 23 de noviembre de 2015 realizó con

Cara Delevingne habla a su espejo (¿o viceversa?)

Buenos días, Cara. Buenos días, rostro. Buenos días. Vamos a ver, Cara, ¿qué podemos hacer hoy con tu cara? ¿Qué podemos hacer para que sonrías un poquito? Venga, inténtalo. Ya sé, ya sé, es muy temprano… La noche ha sido

Cara Delevingne habla a su espejo (¿o viceversa?)

Buenos días, Cara. Buenos días, rostro. Buenos días. Vamos a ver, Cara, ¿qué podemos hacer hoy con tu cara? ¿Qué podemos hacer para que sonrías un poquito? Venga, inténtalo. Ya sé, ya sé, es muy temprano… La noche ha sido

Vecinos

¿Cómo ser y estar, sin darle cólera al vecino? (César Vallejo: Poemas Humanos). El Jaguar XJ6 4.2 aparcó bajo nuestro balcón. Era junio. Cuando el rumor del motor cesó, volvió a oirse el canturreo jondo de Jesús mientras fregaba los

Vecinos

¿Cómo ser y estar, sin darle cólera al vecino? (César Vallejo: Poemas Humanos). El Jaguar XJ6 4.2 aparcó bajo nuestro balcón. Era junio. Cuando el rumor del motor cesó, volvió a oirse el canturreo jondo de Jesús mientras fregaba los

Milagros en fin de semana

Llueve. Es difícil saber si ha amanecido. El agua forma ríos que cruzan la carretera de través, con la prisa de las corrientes furtivas. Tres ciclistas avanzan hacia la capital. En el punto más elevado del camino, la niebla se

Milagros en fin de semana

Llueve. Es difícil saber si ha amanecido. El agua forma ríos que cruzan la carretera de través, con la prisa de las corrientes furtivas. Tres ciclistas avanzan hacia la capital. En el punto más elevado del camino, la niebla se

La hierba no crece bajo las ruedas de los automóviles

El problema: Llegó el primero y, no hallando obstáculo físico, eligió el sitio. Allí se quedó como en reposo, a la espera de nuevas instrucciones. Aun estaban tibias sus entrañas cuando aquellas llegaron. Ordenaban marchar, así que se fue. Pero

La hierba no crece bajo las ruedas de los automóviles

El problema: Llegó el primero y, no hallando obstáculo físico, eligió el sitio. Allí se quedó como en reposo, a la espera de nuevas instrucciones. Aun estaban tibias sus entrañas cuando aquellas llegaron. Ordenaban marchar, así que se fue. Pero