Archivo de Categorías: Things you are

… but not all of them

Frontera

Limícola pájaro has querido ir. Venir entre reinos flujo reflujo los días de tempestad cierran las escuelas de surf Arenaria interpres.

Frontera

Limícola pájaro has querido ir. Venir entre reinos flujo reflujo los días de tempestad cierran las escuelas de surf Arenaria interpres.

Pino rodeno

Ciencias naturales

A la vista de que las angiospermas, las más de ellas en mayo, abren flores que atraen agentes polinizadores, el mundo da otra vuelta aunque tú duermas. A la vista de que las gimnospermas no aciertan a pintarse de colores

Pino rodeno

Ciencias naturales

A la vista de que las angiospermas, las más de ellas en mayo, abren flores que atraen agentes polinizadores, el mundo da otra vuelta aunque tú duermas. A la vista de que las gimnospermas no aciertan a pintarse de colores

Haikus para una tarde de abril

Caricia del sol en el lomo del día. Primavera. ** Dejadles pasar, camina un hombre cojo y su muleta. ** Al mar dormido los bañistas suplican tu piel morena. ** Copas que chocan, la tarde se detiene con dos cervezas.

Haikus para una tarde de abril

Caricia del sol en el lomo del día. Primavera. ** Dejadles pasar, camina un hombre cojo y su muleta. ** Al mar dormido los bañistas suplican tu piel morena. ** Copas que chocan, la tarde se detiene con dos cervezas.

Buceador

El buceador sabe que tú sabes …mis aletas, mis guantes mis guantes, mis aletas… el buceador autónomo solo lo es relativamente el equipo consta de máscara aletas traje isotérmico chaleco hidrostático regulador el buceador sabe que el océano compone una industria

Buceador

El buceador sabe que tú sabes …mis aletas, mis guantes mis guantes, mis aletas… el buceador autónomo solo lo es relativamente el equipo consta de máscara aletas traje isotérmico chaleco hidrostático regulador el buceador sabe que el océano compone una industria

Soneto del cocotero

Concebí una vez bajo un cocotero la idea feliz pero no sencilla de garabatear una cancioncilla que en días de sol fuera tu sombrero. Quise darle rima aire marinero y un toque final como de vainilla parecido al beso que

Soneto del cocotero

Concebí una vez bajo un cocotero la idea feliz pero no sencilla de garabatear una cancioncilla que en días de sol fuera tu sombrero. Quise darle rima aire marinero y un toque final como de vainilla parecido al beso que

Arroaces

¿De qué perdida claridad venimos? Blanca Varela. El viejo del paraguas arrojó al hogar un puñado de leña menuda y esperó a que la llama se alzase. Sin dejar de mirar el fuego que se reflejaba en su rostro curtido,

Arroaces

¿De qué perdida claridad venimos? Blanca Varela. El viejo del paraguas arrojó al hogar un puñado de leña menuda y esperó a que la llama se alzase. Sin dejar de mirar el fuego que se reflejaba en su rostro curtido,

Des choses faciles

Des choses faciles que j’aimerais faire avec toi quand cet hiver sera cendres dans ma poitrine. Aller en voiture. C’est toi qui conduit… n’importe où. Regarder les étoiles. En écoutant de Vénus l’humeur changeante. Marcher sans chaussures. Une journée ou

Des choses faciles

Des choses faciles que j’aimerais faire avec toi quand cet hiver sera cendres dans ma poitrine. Aller en voiture. C’est toi qui conduit… n’importe où. Regarder les étoiles. En écoutant de Vénus l’humeur changeante. Marcher sans chaussures. Une journée ou

Incursión fuera de pista

Si tus ojillos fueran aceitunitas verdes, toa la noche estaría muere que muere, muere que muere, muere que muere… Oído así en alguna cinta del Camarón. ¿Qué hago aquí? ¿Cómo he llegado? ¿Me has traído tú o he venido por

Incursión fuera de pista

Si tus ojillos fueran aceitunitas verdes, toa la noche estaría muere que muere, muere que muere, muere que muere… Oído así en alguna cinta del Camarón. ¿Qué hago aquí? ¿Cómo he llegado? ¿Me has traído tú o he venido por

Océano

En mares no nacidos perpetro la captura con artes de arrastre de los Buceadores bellos. Despierto con espuelas de nácar el corazón ausente de la Mantarraya. Relleno formularios oficiales sobre la espalda lacerada de los Cachalotes estabulados. Devano así la

Océano

En mares no nacidos perpetro la captura con artes de arrastre de los Buceadores bellos. Despierto con espuelas de nácar el corazón ausente de la Mantarraya. Relleno formularios oficiales sobre la espalda lacerada de los Cachalotes estabulados. Devano así la

La cascada de hielo

Nunca he visto una cascada de hielo, pero me han hablado de ellas. Pienso que el momento en que el agua se detiene al hacerse sólida debe de ser un instante extraordinario y sin testigos. Sucederá de noche, seguramente, cuando

La cascada de hielo

Nunca he visto una cascada de hielo, pero me han hablado de ellas. Pienso que el momento en que el agua se detiene al hacerse sólida debe de ser un instante extraordinario y sin testigos. Sucederá de noche, seguramente, cuando

Hasta cuándo

Our memories were treacherous and sere. Edgar Allan Poe, Ulalume ¿Hasta cuándo, lejanos camaradas abuseréis de la paciencia del sabio de Woolsthorpe? ¿Hasta cuándo seréis vigías insomnes de este predio feraz que no he heredado? Ya vuestra tersura ha rasgado

Hasta cuándo

Our memories were treacherous and sere. Edgar Allan Poe, Ulalume ¿Hasta cuándo, lejanos camaradas abuseréis de la paciencia del sabio de Woolsthorpe? ¿Hasta cuándo seréis vigías insomnes de este predio feraz que no he heredado? Ya vuestra tersura ha rasgado

Cena en Puerto Deseado

Aparecerás en la puerta con la nariz ligeramente enrojecida por el viento incansable y la sonrisa pícara de quien sabe que ha cumplido su parte del trato. Como lo ignoro todo sobre tus artes de pesca, no tendré manera de

Cena en Puerto Deseado

Aparecerás en la puerta con la nariz ligeramente enrojecida por el viento incansable y la sonrisa pícara de quien sabe que ha cumplido su parte del trato. Como lo ignoro todo sobre tus artes de pesca, no tendré manera de

A favor las decisiones viscerales (o El amante de la cama supletoria q.e.p.d.)

Desde esta altura diviso mi final. Las cimas me rodean, el cielo es un puro azul y el aire helado me araña la cara. Allí abajo hay un bosque de abetos. Son todos de idéntico tamaño, como hijos de una

A favor las decisiones viscerales (o El amante de la cama supletoria q.e.p.d.)

Desde esta altura diviso mi final. Las cimas me rodean, el cielo es un puro azul y el aire helado me araña la cara. Allí abajo hay un bosque de abetos. Son todos de idéntico tamaño, como hijos de una

A favor de la prudencia en carretera (o La joven del Ford Fiesta)

La carretera es una cosa seria. Se lo dice alguien que pasó su infancia tras el asiento del conductor de un Simca 1200 que adelantaba humeantes pegasos sin reparar en lo que pudiera salir de la curva. Afortunadamente, hoy  ya

A favor de la prudencia en carretera (o La joven del Ford Fiesta)

La carretera es una cosa seria. Se lo dice alguien que pasó su infancia tras el asiento del conductor de un Simca 1200 que adelantaba humeantes pegasos sin reparar en lo que pudiera salir de la curva. Afortunadamente, hoy  ya

A favor de caminar por la arena (o La mujer del perrazo)

La mujer del perrazo tiene los pies pequeños. Sus pasos apenas dejan huella sobre la arena mojada. El perrazo camina unos metros delande de ella. Parece distraído. De repente, la mujer echa a correr y se abalanza sobre el perrazo.

A favor de caminar por la arena (o La mujer del perrazo)

La mujer del perrazo tiene los pies pequeños. Sus pasos apenas dejan huella sobre la arena mojada. El perrazo camina unos metros delande de ella. Parece distraído. De repente, la mujer echa a correr y se abalanza sobre el perrazo.