Archivo de Categorías: Maquinaciones

De esto y de aquello

Final

El búho de Minerva emprende el vuelo al anochecer, dijo el filósofo. En general, debemos conformarnos con  teorías que dan encaje más o menos cómodo a los hechos consumados. El angosto terreno de la prognosis se ventila entre las ciencias

Final

El búho de Minerva emprende el vuelo al anochecer, dijo el filósofo. En general, debemos conformarnos con  teorías que dan encaje más o menos cómodo a los hechos consumados. El angosto terreno de la prognosis se ventila entre las ciencias

Ligera como agua

Pues no sabía que a un cerezo se le podía herir. Ana Blandiana. Ligera como agua desciende por el tronco transparente apremiante derramarse desde la blanca carne expuesta como la herida que es la primera gota sobre la corteza marcó

Ligera como agua

Pues no sabía que a un cerezo se le podía herir. Ana Blandiana. Ligera como agua desciende por el tronco transparente apremiante derramarse desde la blanca carne expuesta como la herida que es la primera gota sobre la corteza marcó

Fábulas da motoserra

O día que o home se descubriu como unha singularidade no medio da natureza, algo decisivo deu comezo. Hoxe, tras longo tempo esgazado da substancia común, as súas relacións co medio raian na esquizofrenia. Disque superouse o punto de non

Fábulas da motoserra

O día que o home se descubriu como unha singularidade no medio da natureza, algo decisivo deu comezo. Hoxe, tras longo tempo esgazado da substancia común, as súas relacións co medio raian na esquizofrenia. Disque superouse o punto de non

Tango

No fue culpa mía, fue mala suerte. Lo malo es que ahora Adrián no quiere que bajemos a jugar, aunque está un día muy bueno, y lleva toda la tarde tumbado en el suelo sin hacer nada y sin decir

Tango

No fue culpa mía, fue mala suerte. Lo malo es que ahora Adrián no quiere que bajemos a jugar, aunque está un día muy bueno, y lleva toda la tarde tumbado en el suelo sin hacer nada y sin decir

De tu pluma

Para Carla S. P., en su cumpleaños. Y bajo el cansado párpado de la aliseda habrás hecho de tu pluma sable de tu pluma nardo no sé si lo sabes en el dejarte el rostro en la arena la alianza

De tu pluma

Para Carla S. P., en su cumpleaños. Y bajo el cansado párpado de la aliseda habrás hecho de tu pluma sable de tu pluma nardo no sé si lo sabes en el dejarte el rostro en la arena la alianza

Piedra sobre piedra

A Josiño. En inscripciones desleídas juegan los apellidos a repetirse roída piedra de la desdicha piedra sobre piedra sobre piedra la cuarta parte de la carga vencía el hombro de tu hermano, sentí sus pies vacilar en las losas apretadas

Piedra sobre piedra

A Josiño. En inscripciones desleídas juegan los apellidos a repetirse roída piedra de la desdicha piedra sobre piedra sobre piedra la cuarta parte de la carga vencía el hombro de tu hermano, sentí sus pies vacilar en las losas apretadas

Vieille dame

A Maruja F. S. Vuelve a oír pasos de su madre voces que hace tiempo se fueron y las llama pregunta por ellas quiere irse a casa tubos como venas de crucificado se descuelgan de las muñecas y una pinza

Vieille dame

A Maruja F. S. Vuelve a oír pasos de su madre voces que hace tiempo se fueron y las llama pregunta por ellas quiere irse a casa tubos como venas de crucificado se descuelgan de las muñecas y una pinza

Hasta la gente más casera ama el aire libre

Para Mara, en su séptimo cumpleaños. Tino era un joven rinoceronte que vivía en un lugar increíble de África llamado cráter del Ngorongoro. El cráter del Ngorongoro es un sitio fantástico para vivir si eres un rinoceronte, pero también si

Hasta la gente más casera ama el aire libre

Para Mara, en su séptimo cumpleaños. Tino era un joven rinoceronte que vivía en un lugar increíble de África llamado cráter del Ngorongoro. El cráter del Ngorongoro es un sitio fantástico para vivir si eres un rinoceronte, pero también si

Flores de repuesto

Para las nietas y sobrinas nietas de Luci y Manolo, y para todos los que sueñan con los Reyes Magos. Melchi, Gaspi y Baltasara eran tres princesas. Aunque eran muy modernas e iban a tiendas que siempre estaban llenas de gente

Flores de repuesto

Para las nietas y sobrinas nietas de Luci y Manolo, y para todos los que sueñan con los Reyes Magos. Melchi, Gaspi y Baltasara eran tres princesas. Aunque eran muy modernas e iban a tiendas que siempre estaban llenas de gente

Un héroe

La brocha del sol repintó sus rostros durante la espera. Hasta que la puerta se abrió y lo distinguieron entre la docena de figuras rechochas que salieron del templo. Él se paró un rato largo a hablar con unos y con

Un héroe

La brocha del sol repintó sus rostros durante la espera. Hasta que la puerta se abrió y lo distinguieron entre la docena de figuras rechochas que salieron del templo. Él se paró un rato largo a hablar con unos y con

Sucio animal es la paloma

El materialismo dialéctico no alcanza la cuarta hora de discurso. La utopía se termina con el primer fusilado. Sucio animal es la paloma, compañero. A la cuarta hora de discurso el materialismo dialéctico se abre de piernas, y no es

Sucio animal es la paloma

El materialismo dialéctico no alcanza la cuarta hora de discurso. La utopía se termina con el primer fusilado. Sucio animal es la paloma, compañero. A la cuarta hora de discurso el materialismo dialéctico se abre de piernas, y no es

Historia sagrada

Dios hizo el mundo en siete días, seis de trabajo y uno de descanso. Dios habría firmado el primer convenio laboral si hubiera tenido con quien sentarse a pegar la hebra. *** Dios trabajó a destajo y el séptimo día

Historia sagrada

Dios hizo el mundo en siete días, seis de trabajo y uno de descanso. Dios habría firmado el primer convenio laboral si hubiera tenido con quien sentarse a pegar la hebra. *** Dios trabajó a destajo y el séptimo día

Elegía del miau

Al amo del animal (y animal él mismo). ¿De quién es la soledad? ¿A quién toca el desamparo? ¿Es lo solo el animal o es el animal lo solo? ¿Y qué pasa con el amo (que también es animal)? ¿Quién

Elegía del miau

Al amo del animal (y animal él mismo). ¿De quién es la soledad? ¿A quién toca el desamparo? ¿Es lo solo el animal o es el animal lo solo? ¿Y qué pasa con el amo (que también es animal)? ¿Quién

Caballero Dylan y señora

Con ustedes el caballero Dylan, un tipo nervioso. Se pasa el día arriba y abajo. No para. Casi da fatiga verlo. La única que no se cansa es Violeta. Como está acostumbrada, puede continuar a lo suyo, que es dormitar

Caballero Dylan y señora

Con ustedes el caballero Dylan, un tipo nervioso. Se pasa el día arriba y abajo. No para. Casi da fatiga verlo. La única que no se cansa es Violeta. Como está acostumbrada, puede continuar a lo suyo, que es dormitar

El peñascazo

Cinco de la tarde. Circulación prohibida. Banderitas de colores, terrazas a la espera de clientes. A la vuelta de la esquina, hierve la plaza. Policías municipales y guardias civiles comparten acomodo en las vallas. Ahora será el pregón, pero ayer ya

El peñascazo

Cinco de la tarde. Circulación prohibida. Banderitas de colores, terrazas a la espera de clientes. A la vuelta de la esquina, hierve la plaza. Policías municipales y guardias civiles comparten acomodo en las vallas. Ahora será el pregón, pero ayer ya

Retirada

Bostezan los contenedores. Llegan altivas las buscadoras de despojos y hay besos de despedida, manos que recogen trastos, música de chiringuito. Hay cuerpos desnudos rebozados, pequeños salvajes que aún gatean. A caballo sobre la cadera de un titán, una niña

Retirada

Bostezan los contenedores. Llegan altivas las buscadoras de despojos y hay besos de despedida, manos que recogen trastos, música de chiringuito. Hay cuerpos desnudos rebozados, pequeños salvajes que aún gatean. A caballo sobre la cadera de un titán, una niña