Archivo de Categorías: La cólera de Mazinger

Es fuerte y veloz, es una furia…

Contra a alta definición (Itapoâ)

Agora explicarei como empezou todo. Contarei a quen me queira escoitar como foi que empezou todo e como fixen a miña fortuna. E non escatimarei detalles para que se coñeza ben o asunto e se entenda como é que agora, lonxe

Contra a alta definición (Itapoâ)

Agora explicarei como empezou todo. Contarei a quen me queira escoitar como foi que empezou todo e como fixen a miña fortuna. E non escatimarei detalles para que se coñeza ben o asunto e se entenda como é que agora, lonxe

Contra los servicios incompletos (Lenguas muertas)

Sucedió la primera vez que Mona dejó de beber. Acababa de divorciarse y no tenía trabajo. Estaba desesperada. En el grupo de terapia la animaban a que saliese de su zona de confort probando cosas nuevas, tomando pequeños riesgos. Al

Contra los servicios incompletos (Lenguas muertas)

Sucedió la primera vez que Mona dejó de beber. Acababa de divorciarse y no tenía trabajo. Estaba desesperada. En el grupo de terapia la animaban a que saliese de su zona de confort probando cosas nuevas, tomando pequeños riesgos. Al

Contra el embarque ordenado

Primero accedieron los impedidos y los necesitados. A continuación, los de la clase Business, los miembros del club Sky Priority y los del Sky Blue Eyes. Siguieron los pasajeros con tarjetas Platinum, Gold, Silver y demás metales. Finalmente embarcamos nosotros.

Contra el embarque ordenado

Primero accedieron los impedidos y los necesitados. A continuación, los de la clase Business, los miembros del club Sky Priority y los del Sky Blue Eyes. Siguieron los pasajeros con tarjetas Platinum, Gold, Silver y demás metales. Finalmente embarcamos nosotros.

Contra la lectura rápida (mesa de novedades)

Pocas cosas hay más tranquilizadoras que comprobar el fracaso ajeno. Entré en la librería y cogí el libro de M.C. de la mesa de novedades editoriales. La dependienta, amablemente, me permitió meter la tabla de levitación magnética dentro del establecimiento,

Contra la lectura rápida (mesa de novedades)

Pocas cosas hay más tranquilizadoras que comprobar el fracaso ajeno. Entré en la librería y cogí el libro de M.C. de la mesa de novedades editoriales. La dependienta, amablemente, me permitió meter la tabla de levitación magnética dentro del establecimiento,

Contra la psicoterapia

Por aquel entonces, yo estaba muy contento y mi compañera de trabajo descubrió el secreto. Me dijo debes de estar yendo a un psicólogo muy bueno. Yo yo le respondí sí, pero es un psicólogo muy caro. Y como en

Contra la psicoterapia

Por aquel entonces, yo estaba muy contento y mi compañera de trabajo descubrió el secreto. Me dijo debes de estar yendo a un psicólogo muy bueno. Yo yo le respondí sí, pero es un psicólogo muy caro. Y como en

Contra la jardinería mecánica

A la luz de los acontecimientos es fácil decir que fue un error. De acuerdo, fue una estupidez, un fallo de principiante, estoy dispuesto a admitirlo. Aunque, como suele decirse, a toro pasado todos somos Manolete. El caso es verse

Contra la jardinería mecánica

A la luz de los acontecimientos es fácil decir que fue un error. De acuerdo, fue una estupidez, un fallo de principiante, estoy dispuesto a admitirlo. Aunque, como suele decirse, a toro pasado todos somos Manolete. El caso es verse

Contra los intrusos

Dramatis personae: Joven (J). Viejo/a (V). Exterior / día. Claro junto al camino. Al fondo, la ladera tapizada por especies caducifolias y acebos de gran porte. Ha dejado de llover. Luce el sol y la humedad del suelo comienza a

Contra los intrusos

Dramatis personae: Joven (J). Viejo/a (V). Exterior / día. Claro junto al camino. Al fondo, la ladera tapizada por especies caducifolias y acebos de gran porte. Ha dejado de llover. Luce el sol y la humedad del suelo comienza a

Contra el progreso de las costumbres (llanto razonado del porquero)

Al gran Toñito, autor del trabajo de campo. ¿Cuándo se jodió el Perú?, preguntaba Zabalita, ¿os acordáis? No, claro, vosotras no podéis acordaros. Vosotras no habéis leído a Vargas Llosa. Si lo hubierais leído os acordaríais, porque tontas no sois

Contra el progreso de las costumbres (llanto razonado del porquero)

Al gran Toñito, autor del trabajo de campo. ¿Cuándo se jodió el Perú?, preguntaba Zabalita, ¿os acordáis? No, claro, vosotras no podéis acordaros. Vosotras no habéis leído a Vargas Llosa. Si lo hubierais leído os acordaríais, porque tontas no sois

Contra los casi tristes (carta de amor a Chet Baker)

¿Recuerdas Oklahoma, Chet? Tu madre quería que fueras como Dave Brubeck, un hombre de familia, un músico que sabe leer una partitura, y a ti aquello te sacaba de tus casillas. En realidad, creo que se habría conformado con que hubieras

Contra los casi tristes (carta de amor a Chet Baker)

¿Recuerdas Oklahoma, Chet? Tu madre quería que fueras como Dave Brubeck, un hombre de familia, un músico que sabe leer una partitura, y a ti aquello te sacaba de tus casillas. En realidad, creo que se habría conformado con que hubieras

Contra los canallas

Solo los canallas permanecen indiferentes ante las obras pías. Solo los canallas se niegan a firmar el acuse de recibo cuando ven ascender a los cielos a la mujer que administra negocios inmobiliarios en nombre del Niño Jesús. Los canallas.

Contra los canallas

Solo los canallas permanecen indiferentes ante las obras pías. Solo los canallas se niegan a firmar el acuse de recibo cuando ven ascender a los cielos a la mujer que administra negocios inmobiliarios en nombre del Niño Jesús. Los canallas.

Contra las partidas amañadas

Este momento em que sossegadamente nâo cremos em nada, Pagâos inocentes da decadência. (Ricardo Reis / Fernando Pessoa). Miré la pared alicatada y supe que nunca hubo nadie al otro lado del tablero. Enmudecí. La voz es un don. Un

Contra las partidas amañadas

Este momento em que sossegadamente nâo cremos em nada, Pagâos inocentes da decadência. (Ricardo Reis / Fernando Pessoa). Miré la pared alicatada y supe que nunca hubo nadie al otro lado del tablero. Enmudecí. La voz es un don. Un

Contra el exceso de confianza

A mi sobrino M., as de la Play. Cosas que no puedes hacer: violar mujeres, violar hombres, ayudar a un ciego a cruzar la calle, ayudar a una ancianita a cruzar la calle. Ciegos no hay. Ancianitas sí, pero lo

Contra el exceso de confianza

A mi sobrino M., as de la Play. Cosas que no puedes hacer: violar mujeres, violar hombres, ayudar a un ciego a cruzar la calle, ayudar a una ancianita a cruzar la calle. Ciegos no hay. Ancianitas sí, pero lo

Contra las caídas tontas

A mi amigo J.P.G. La muchacha está sentada frente al mar, muy cerca de la orilla. A su lado, una gran bolsa multicolor cuyo contenido ignoramos. Hace un día estupendo. Un auténtico día de julio. La muchacha sujeta un periódico a

Contra las caídas tontas

A mi amigo J.P.G. La muchacha está sentada frente al mar, muy cerca de la orilla. A su lado, una gran bolsa multicolor cuyo contenido ignoramos. Hace un día estupendo. Un auténtico día de julio. La muchacha sujeta un periódico a

Contra la suerte del principiante

A mi amigo Héctor. Xarín no sabe cazar. Se ha pasado el día entero corriendo de aquí para allá, siguiendo rastros erráticos, sin orden ni concierto. Metiéndose debajo de las xestas en busca de nada, saliendo escarmentado de entre los

Contra la suerte del principiante

A mi amigo Héctor. Xarín no sabe cazar. Se ha pasado el día entero corriendo de aquí para allá, siguiendo rastros erráticos, sin orden ni concierto. Metiéndose debajo de las xestas en busca de nada, saliendo escarmentado de entre los

Contra las sentencias extemporáneas

A mi amigo E. “Las mejores pajas, las de casado”. El señor Fluvial es especialista en enunciar verdades que nadie quiere oír. Las esconde detrás de una espesa nube de tabaco negro y, ¡voilà!, salen a escena en el momento

Contra las sentencias extemporáneas

A mi amigo E. “Las mejores pajas, las de casado”. El señor Fluvial es especialista en enunciar verdades que nadie quiere oír. Las esconde detrás de una espesa nube de tabaco negro y, ¡voilà!, salen a escena en el momento

Contra el instinto de manada

A mi amigo Lars H., pilar de la torre. Llueve. Leva lloviendo toda la tarde y toda la noche, pero ahora la lluvia se ha hecho de tres colores: rojo, azul y un tono más que sois incapaces de reconocer.

Contra el instinto de manada

A mi amigo Lars H., pilar de la torre. Llueve. Leva lloviendo toda la tarde y toda la noche, pero ahora la lluvia se ha hecho de tres colores: rojo, azul y un tono más que sois incapaces de reconocer.