Contra los intrusos

Dramatis personae:

  • Joven (J).
  • Viejo/a (V).

Exterior / día. Claro junto al camino. Al fondo, la ladera tapizada por especies caducifolias y acebos de gran porte. Ha dejado de llover. Luce el sol y la humedad del suelo comienza a evaporarse. Los colores del bosque son los del verano.

V: Cuando llegaron al abrevadero, la traza zigzagueante del camino se había borrado. Estaban desorientados. Querían seguir adelante a toda costa, impacientes porque la oscuridad se les echaba encima. Intentamos explicarles que el refugio estaba en la otra dirección, pero no hubo forma de que nos entendieran. Recuerdo un momento de tensión, un intercambio de miradas desafiantes. No era nuestra intención impedirles que continuaran la marcha, pero los jóvenes teníais que beber, así que resistimos hasta que os saciasteis. Después, les dejamos el camino expedito y avanzaron unos centenares de metros, hasta encontrar junto al sendero un pequeño balcón al abrigo de robles y avellanos. Allí deshicieron los petates y se aprestaron a pasar la noche. Nos organizamos para vigilarles. El Rubio hizo la primera guardia. Durante un par de horas oyó sus voces pausadas, luego el silencio. Ninguna estrella los veló, la bruma seguía prendida en el cordal.

J: ¿Por qué los vigilasteis?

V: Porque debíamos protegeros. No eran de los nuestros.

J: ¿Y cómo llegasteis a esa conclusión?

V: Vigilándolos, precisamente. Y sumando dos más dos. Apenas amaneció, recogieron el equipo y reanudaron la subida. Alcanzaron la altura de los brezales pero no pudieron superar la barrera de la niebla porque, aunque se había elevado, seguía siendo tan impenetrable como la tarde anterior. Los vimos detenerse en el collado y darse por vencidos, volver sobre sus pasos hasta el abrevadero y allí acertar por fin a tomar el camino del refugio.

J: ¿Por qué no los seguisteis?

V: Porque nosotros pertenecemos a la ladera y debemos preservarla. No podemos abandonarla así como así.

J: Pero se fueron. ¿Por qué seguimos vigilando?

V: Porque volverán. Sabemos que volverán, pero no sabemos cuándo. Y por eso vosotros, los jóvenes, debéis escuchar a los mayores para conocer lo que sucedió y retenerlo en vuestra memoria. Porque solo ahí, en la memoria de los vigilantes de la ladera, ha de grabarse la huella de los extraños. En lo demás, los intrusos no deben dejar rastro. No deben dejar nada.

caballos IV

Anuncios

  1. Carballeira

    Se ve que los caballos deben bichos muy territoriales, fariseos ignorantes de la precariedad de los títulos de propiedad que esgrimen con tanta arrogancia como injustificada suficiencia, basados en última instancia en la usurpación, cuando no en la rapiña. Por no hablar de la ausencia de empatía y compasión ante sus cuadrúpedos congéneres. Qué gran satisfacción el saber que las personas no somos así, que sabemos que la propiedad privada de los bienes comunales no es sino un producto del despojo y nos conducimos en consecuencia, ¿verdad?. Feliz año a los animales de tutti cuanti patas haya.

    • Yo sin embargo me enternezco ante la actitud protectora del viejo pellejo. Ha olvidado tal vez los tiempos en que fue cimarrón, es decir, violador de leyes y fronteras. O tal vez no fue nunca cimarrón y siempre ha vivido estabulado en su pequeño mundo de pureza. O no supo asimilar un revés de fortuna. O le cambió el carácter al verse padre, porque uno por sus hijos hace lo que haga falta, los he visto incluso dispuestos a aparcar en doble fila delante de las farmacias. ¡Por los hijos, todo por los hijos!… Lo que no tengo tan claro es que sean caballos. Pudieran ser jumentos o miembros eméritos de la familia Lannister, que cosas más raras se han visto. Sea como fuere, millones de gracias y millones de felicidades para el nuevo año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: