Soneto del cocotero

Concebí una vez bajo un cocotero
la idea feliz pero no sencilla
de garabatear una cancioncilla
que en días de sol fuera tu sombrero.

Quise darle rima aire marinero
y un toque final como de vainilla
parecido al beso que se atornilla
y que sale a flote como un madero.

Así esculpí esta invención sonora
arañando el pliego con torpe industria
hasta conseguir a última hora

una medicina para la flor mustia,
un remedio azul como la albacora
por si llega el día que encuentres tu angustia.

Cocotero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: