En este pueblo (IV)

En este pueblo todavía funcionan las cocinas de hierro que envió Vizcaya a cambio de los hijos que se llevó. Si no los mejores, fueron sin duda los más numerosos. La siguiente generación se trajo también un poco del espíritu indómito y emprendedor de Euskal Herria, el gusto por el juego y la afición a medir las fuerzas.

Un día de las fiestas aparecieron en las heras el harrijasotzaile y el aizkolari. Llegaron en coche, acompañados por un tercero. En un remolque traían las piedras y un juego de machadas de acero deslumbrante. Sin descansar del largo viaje, se pusieron a la faena. Les sorprendió la ligera falta de oxígeno en el aire liviano que se respira a casi mil metros de altitud, pero supieron sobreponerse y la tarde acabó con varios récords del mundo, según vociferaba el muchacho del micrófono entre el entusiasmo de la gente.

Antes de que el herri kirolak asomara por estos pagos, el rey de las fiestas era el mozo que lograba atrapar la bandera en el extremo de la cucaña. La comisión elegía un pino bien derecho, lo despellejaba por completo y, bien untado de sebo, lo colocaba en posición horizontal sobre el pozo de aguas más profundas. La codiciada enseña ondeaba en la lejana punta cimbreante del tronco, sujeta por un clavo. Los rapaces más valientes iban cayendo al agua con estrépito, uno tras otro. Algunos ni siquiera llegaban a salir de la sombra de los alisos. Entre todos iban limpiando el sebo y, a la segunda o tercera ronda, el más hábil conseguía el trofeo. Con el tiempo, el caudal del río fue descendiendo hasta que dejó de haber un lugar seguro para la cucaña. Poco a poco fueron llegando la piscina, el lanzamiento de azadón y, finalmente, el aizkolari. Los viejos nunca lograron recuperar la billarda.

El día de los juegos deportivos, los niños de este pueblo y los que estaban de veraneo aprendían que no gana la carrera de sacos quien más ligero salta, sino el que menos se cae, que las cintas anilladas que cuelgan en el centro de la plaza no se pueden agarrar con los dedos, sino que hay que enfiladas con un lapicero mientras reduces al mínimo la velocidad de la bicicleta, que la cinta verde se paga a 25 y la roja a 50 pesetas, que no vale hacer trampa porque, si la haces, te verá Emiliano y te lo dirá. Te lo explicará con firmeza, pero sin perder esa sonrisa que siempre lleva preparada debajo del bigote. Aunque Emiliano, que es todo corazón, también sabe hacer la vista gorda.

puerta verde

Anuncios

  1. EmocionesEncadenadas

    Quería darte una noticia:
    ¡Te he nominado para el WONDERFUL TEAM MEMBER READERSHIP AWARD!
    ¿Quieres saber más? ¡Pasa por aquí!
    http://emocionesencadenadas.wordpress.com/2014/09/26/llego-el-otono-y-con-el-lluvia-de-premios/
    ¡Nos leemos!
    Un saludo,
    Gema Albornoz

    • Hola, Gema.
      Un millón de gracias por la nominación.
      De todos modos, no voy a seguir la cadena. Soy muy perezoso para participar en este tipo de cosas.
      Enhorabuena por tu blog. Me gusta mucho y seguiré leyéndote.
      Saludos y gracias de nuevo,
      Anxo.

      • EmocionesEncadenadas

        No te preocupes, lo comprendo perfectamente. Espero no haberte molestado de todas formas. Yo también te sigo de cerca. Y seguiré recomendando a mis visitas que visite tu blog, siempre que pueda, claro. 😀
        Un saludo,
        Gema

      • No me has molestado en absoluto. Gema. Todo lo contrario. Me he sentido halagado. Seguiremos en contacto. 😀
        Saludos.

  2. Hola!! no tengo idea si te gusten estas ondas, pero si es así sabe que te he nominado a los premios versatile blogger, dardos y wonderful award, porque me gusta mucho tu blog… Se deseas saber más al respecto ésta es la entrada:
    http://corriendoenlaniebla.wordpress.com/2014/09/25/7-cosas-sobre-mi/

    • Hola, Zuri.
      Muchísimas gracias por las nominaciones. Tres nada menos de una tacada. ¡Qué barbaridad!
      De todos modos, no voy a seguir la cadena. Entiendo que el principal objetivo de las nominaciones es ayudarnos entre todos a conocer nuevos blogs y nuevos blogueros, lo cual es fantástico, pero me da mucha pereza participar. Me limitaré a seguir escbibiendo y leyendo los buenos blogs que vaya descubriendo poco a poco. El tuyo entre ellos, por supuesto.
      Muchas gracias otra vez y un abrazo.
      Anxo.

  3. Muy buena entrada, me gusta tu blog.
    Un saludo
    PD: me encantaría que te pasases por mi blog y me dijeses qué te parece http://umagah.wordpress.com/

  4. Pingback: En este pueblo (V) | artefloralpararrumiantes

  5. Pingback: En este pueblo (VIII) | artefloralpararrumiantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: