San Mamés

athletic club

Mi primera experiencia del fútbol como espectáculo es así:

Un televisor en blanco y negro. En la pantalla, muy pequeña, la imagen estática de las gradas de un estadio. Sobreimpresa, una palabra que sirve para despedir la emisión: “Bilbao”.

– Papá, ¿qué es Bilbao?

– El Bilbao es un equipo de fútbol muy bueno.

Mi padre se detiene un momento, entra como en trance y añade: “Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo, Gaínza”.

Fue la primera vez que le oí recitar de corrido los nombres de la gloriosa delantera de los años cuarenta, cuando todavía no había televisión, ni siquiera en blanco y negro, y el Athletic Club era, efectivamente, un equipo de fútbol muy bueno. El mejor. A seiscientos kilómetros de Vizcaya, decidí ser del Bilbao.

Muchos años más tarde, con aquella vieja y visceral decisión bastante desteñida, y con Vizcaya a idéntica distancia, aterricé cerca de un bar que tiene un extraño doble encanto: despacha pan de Cea y es la sede de la asociación de amigos del Athletic Club.

Hoy se estrena el nuevo San Mamés.

Aurrera!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: