Hasta cuándo

hasta cuando

Our memories were treacherous and sere.
Edgar Allan Poe, Ulalume

¿Hasta cuándo, lejanos camaradas
abuseréis de la paciencia del sabio de Woolsthorpe?
¿Hasta cuándo seréis vigías insomnes
de este predio feraz que no he heredado?

Ya vuestra tersura ha rasgado naciones extranjeras
arrancadas a mi ausencia como silos de silencio.
Pero el viento se adensa en esta hora
y no es posible respirar a largo plazo,
tan solo abrir la boca, elevar la mirada
y rezar por que mañana
vuelva a trazarse la línea del horizonte.

Como el arado graba su pespunte en la carne de la tierra
avanzáis hacia el cambio de guardia en línea recta
con mirada leve, deliciosamente estrávica
ajenos al instante ineluctable
en que habréis de bajar las armas
y reconocer que dos décadas no alcanzan
para olvidar la geografía
que se ha aprendido con las manos.

Pero la memoria es prestatario inconfiable
hilo de agua que os recorre poro a poro
demorándose en cerros y collados
rodeando círculos de gozo
con celo extremado
como si tratara de apropiarse
la condición tibia de la epidermis
antes de bailar en el desagüe
y perderse para siempre
sin rendir los informes preceptivos.

Bien comprenderéis, lejanos camaradas
que en tales condiciones
vuestra rivalidad con las Pléyades
es, a día de hoy, artículo de fe.
Creencia ciega que abrazo, profeso
y me dispongo a predicar a dentelladas
hasta el día en que decidáis darme reposo
obteniéndolo vosotros finalmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: