Astuto

La escena es conocida. O tal vez no, pero ¿acaso importa? Un poeta con sus años se queja de los trucos de los poetas. Podría continuar escribiendo, podría como el fondista disciplinado seguir corriendo hasta la recta final y cruzarla

Astuto

La escena es conocida. O tal vez no, pero ¿acaso importa? Un poeta con sus años se queja de los trucos de los poetas. Podría continuar escribiendo, podría como el fondista disciplinado seguir corriendo hasta la recta final y cruzarla

En este pueblo (y XXXI)

A la memoria de Ángel Carracedo Prieto. En este pueblo, como diría Gamoneda, arden las pérdidas. Las heladas de final de abril han dejado las nogales hechas una pena, con las copas llenas de colgajos ocres en lugar del turgente

En este pueblo (y XXXI)

A la memoria de Ángel Carracedo Prieto. En este pueblo, como diría Gamoneda, arden las pérdidas. Las heladas de final de abril han dejado las nogales hechas una pena, con las copas llenas de colgajos ocres en lugar del turgente

Tres cajas y un maletín

Hoy, por fin, he dejado de oír los golpes, su angustiada voz preguntando a todas horas por los motivos de mi encierro. Se ha limitado a dejarme el plato del día (potaje de espinacas) al otro lado de la puerta,

Tres cajas y un maletín

Hoy, por fin, he dejado de oír los golpes, su angustiada voz preguntando a todas horas por los motivos de mi encierro. Se ha limitado a dejarme el plato del día (potaje de espinacas) al otro lado de la puerta,

Contra a alta definición (Itapoâ)

Agora explicarei como empezou todo. Contarei a quen me queira escoitar como foi que empezou todo e como fixen a miña fortuna. E non escatimarei detalles para que se coñeza ben o asunto e se entenda como é que agora, lonxe

Contra a alta definición (Itapoâ)

Agora explicarei como empezou todo. Contarei a quen me queira escoitar como foi que empezou todo e como fixen a miña fortuna. E non escatimarei detalles para que se coñeza ben o asunto e se entenda como é que agora, lonxe

Ligera como agua

Pues no sabía que a un cerezo se le podía herir. Ana Blandiana. Ligera como agua desciende por el tronco transparente apremiante derramarse desde la blanca carne expuesta como la herida que es la primera gota sobre la corteza marcó

Ligera como agua

Pues no sabía que a un cerezo se le podía herir. Ana Blandiana. Ligera como agua desciende por el tronco transparente apremiante derramarse desde la blanca carne expuesta como la herida que es la primera gota sobre la corteza marcó

Un hombre que se parecía a Delibes

—¡Uno con leche clarito, rubia! Mona plegó la mitad derecha del labio superior como siempre que trata de disimular la rabia. Sin dirigirle la mirada, se fue hacia la cafetera. —Tendrá que esperar, está apagada. Encendió la máquina con desgana.

Un hombre que se parecía a Delibes

—¡Uno con leche clarito, rubia! Mona plegó la mitad derecha del labio superior como siempre que trata de disimular la rabia. Sin dirigirle la mirada, se fue hacia la cafetera. —Tendrá que esperar, está apagada. Encendió la máquina con desgana.

Fábulas da motoserra

O día que o home se descubriu como unha singularidade no medio da natureza, algo decisivo deu comezo. Hoxe, tras longo tempo esgazado da substancia común, as súas relacións co medio raian na esquizofrenia. Disque superouse o punto de non

Fábulas da motoserra

O día que o home se descubriu como unha singularidade no medio da natureza, algo decisivo deu comezo. Hoxe, tras longo tempo esgazado da substancia común, as súas relacións co medio raian na esquizofrenia. Disque superouse o punto de non

Decidme

Qué haré con mi humor de perro compañero fiel abrigo que me instaura qué haré / decidme / qué haré ¿cuando alcance a amortizarse mi suceso hallaréis un pijama de ira sobre el lecho tendido como piel usada? qué haré

Decidme

Qué haré con mi humor de perro compañero fiel abrigo que me instaura qué haré / decidme / qué haré ¿cuando alcance a amortizarse mi suceso hallaréis un pijama de ira sobre el lecho tendido como piel usada? qué haré

Tango

No fue culpa mía, fue mala suerte. Lo malo es que ahora Adrián no quiere que bajemos a jugar, aunque está un día muy bueno, y lleva toda la tarde tumbado en el suelo sin hacer nada y sin decir

Tango

No fue culpa mía, fue mala suerte. Lo malo es que ahora Adrián no quiere que bajemos a jugar, aunque está un día muy bueno, y lleva toda la tarde tumbado en el suelo sin hacer nada y sin decir

La maldición del menú infantil

Fue mucho después de que RR saliera de la cárcel. Después de que, en una vana tentativa por contentar a los descontentos, el himno nacional se reescribiese con ritmo de reguetón. Twitter ya se había convertido en fuente del Derecho.

La maldición del menú infantil

Fue mucho después de que RR saliera de la cárcel. Después de que, en una vana tentativa por contentar a los descontentos, el himno nacional se reescribiese con ritmo de reguetón. Twitter ya se había convertido en fuente del Derecho.

De tu pluma

Para Carla S. P., en su cumpleaños. Y bajo el cansado párpado de la aliseda habrás hecho de tu pluma sable de tu pluma nardo no sé si lo sabes en el dejarte el rostro en la arena la alianza

De tu pluma

Para Carla S. P., en su cumpleaños. Y bajo el cansado párpado de la aliseda habrás hecho de tu pluma sable de tu pluma nardo no sé si lo sabes en el dejarte el rostro en la arena la alianza

Piedra sobre piedra

A Josiño. En inscripciones desleídas juegan los apellidos a repetirse roída piedra de la desdicha piedra sobre piedra sobre piedra la cuarta parte de la carga vencía el hombro de tu hermano, sentí sus pies vacilar en las losas apretadas

Piedra sobre piedra

A Josiño. En inscripciones desleídas juegan los apellidos a repetirse roída piedra de la desdicha piedra sobre piedra sobre piedra la cuarta parte de la carga vencía el hombro de tu hermano, sentí sus pies vacilar en las losas apretadas